Efectivamente la crianza esta cambiado

Muchas madres y profesionales de la salud manifestamos nuestro malestar ante  la columna titulada «La Crianza ha cambiado con los años» de la vicepresidenta de SOCHIPE en última edición de la revista “El estetoscopio” de la Sociedad Chilena de Pediatría.

Debe ser triste que la misma sociedad  a la cual representas (SOCHIPE) prácticamente te quite el piso, al ver el rechazo generalizado a la publicación y a la mirada respecto a la crianza que tiene la pediatra Teresa Alarcón hacia la evolución de la maternidad.

En ella critica que actualmente los padres nos estamos dejando llevar por “nuevas tendencias” o mal llamadas “modas” de crianza, las cuales hacen que nuestros niños vayan retrasados en muchos procesos de la crianza, e incluso los expongan a situaciones “promiscuas”.

Mi pregunta es:  ¿La verdad no será que estamos RE-EDUCANDONOS al respecto?,  ya que efectivamente muchos de nosotros venimos de una educación mucho más rígida y conductista, la cual tampoco según el reflejo de nuestra sociedad ha tenido grandes resultados.

Para muchos de nosotros ha sido nuevo y muy grato practicar el colecho y porteo, en mi caso particular la lactancia extendida era parte de mi ADN, ya que mi madre me amamanto por más de 3 años y como profesional de la salud especializada en el binomio materno infantil tengo más que claro sus beneficios.

En la práctica diaria me encuentro con muchas madres que derechamente se “quejan” de profesionales de la salud mal informados y poco actualizados , que les indican destetar , las hacen sentir culpables de diferentes situaciones  o se “inmiscuyen” más allá de sus competencias en la vida personal de sus pacientes.

Afortunadamente estamos evolucionado respecto a la crianza y estamos viendo a los niños como personas individuales que tienen tiempos y procesos propios y diferentes. Estamos tratando de acompañar y guiar estos procesos de crianza basados en el amor y el respeto. Algo que también estamos adaptando muchos profesionales de salud respecto a la relación «profesional-paciente», lo cual nos permite llegar a padres y niños de una forma mucho mas cercana y humana.

Actualmente se han rescatado procesos valiosos como el porteo ergonómico, el cual se practica desde antaño y al que  no se le había dado la importancia que tiene en la crianza del niño. Los «5 metros de paño»  llamado “fular” son mucho más que una forma de trasladar al bebe, permite que madre e hijo estén más tiempo juntos , facilitando la lactancia y fortaleciendo el apego seguro.

Es de una ignorancia tremenda negar los benéficos del colecho seguro, el cual tiene efectos sumamente importantes en la lactancia materna y el apego, sin duda se debe tener claro que no es recomendado para personas con obesidad o que consuman drogas o alcohol para evitar cualquier tipo de accidente, pero para el resto de las madres claro que es una práctica muy recomendable. Pero asociarlo con conductas promiscuas es de una desproporción absoluta, considerando que ese está pensando se realice con los padres y no con extraños.

Es realmente penoso encontrarse cada cierto tiempo con este tipo de publicaciones,  que no hacen mas confundir y desorientar a los padres. Pero me quedo con la cantidad de réplicas y publicaciones de rechazo hechas por organizmos expertos como Chile Crece Contigo, profesionales actualizados y madres empoderadas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *